Un importante mensaje del Director Ejecutivo de Ventures

Estimada comunidad de Ventures,

Quiero comenzar mencionando la inmensa gratitud que siento por la increíble travesía que he vivido en Ventures durante los más de 14 años de mi carrera. Como muchos de ustedes saben, soy optimista y siempre me gusta comenzar con una actitud positiva y de progreso, aun cuando las conversaciones o los mensajes sean complejos, agridulces o tristes. Dicho esto, quiero compartir la noticia de que he decidido dejar mi puesto como Director Ejecutivo de Ventures y el 31 de julio será mi último día al frente de esta increíble organización.

Al reflexionar en los últimos 14 años y medio, estoy muy orgulloso de lo que hemos podido lograr, de crear una comunidad más fuerte en Seattle, en toda la región del Puget Sound e incluso en todo el estado de Washington, apoyando a las pequeñas empresas y creando oportunidades económicas para personas con un potencial ilimitado, pero recursos limitados.

Recuerdo cuando fui contratado por nuestra increíble líder Cheryl Sesnon en el 2008 (en la organización que en aquel entonces se llamaba Washington CASH), para crear un programa para hispanohablantes para apoyar a mi comunidad Latinx. Era joven y emprendedor, y como inmigrante latino indocumentado de primera generación y miembro de la comunidad LGBTQ, viví en carne propia las experiencias y los desafíos de la comunidad a la que Ventures atiende. Desde entonces ya creía en el poder de nuestro trabajo para aliviar la pobreza, acabar con la pobreza generacional y generar riqueza para familias y comunidades de personas como yo.

En los años siguientes, me enamoré del sector no lucrativo, de la filantropía y el impacto que los equipos formados por los miembros de la comunidad, del personal, de la junta directiva, los voluntarios, los donantes y los socios o colaboradores pueden lograr en conjunto. Aprendí a través del trabajo arduo que el cambio social puede suceder, y viví muchas historias de éxito inspiradoras  al lado de los empresarios y empresarias de Ventures todos los días.

En el 2014, tuve el honor (y me tomo un poco por sorpresa) de ascender como director ejecutivo de Ventures, en un momento en que la organización enfrentaba muchos desafíos y estaba a punto de cerrar sus puertas. A pesar de que mis compañeros me animaban, no me sentía “listo” para liderar, ni tenía la acreditación para hacer un trabajo tan complicado, pero mi gran admiración y respeto por nuestros clientes me obligaron a correr el riesgo. Los desafíos que enfrentamos como equipo fueron cuantiosos, con un gran déficit financiero, baja moral del personal y programas que necesitaban innovación y reestructuración, teníamos mucho trabajo por hacer. El dedicado equipo de supervisores de Ventures (Laura Fletcher, Jen Hughes, Brittany Kirk y James Dunn) estaba dispuesto a trabajar más allá de lo necesario para transformar la organización. No fue fácil, pero en menos de un año logramos reestructurar el equipo, equilibrar el presupuesto y comenzar una etapa fascinante como una organización con una imagen renovada llamada Ventures. El año era 2015 y, aunque todavía no me sentía seguro en mi nuevo rol, trabajé duro para ser un ejemplo de la confianza y las habilidades de liderazgo que Ventures enseña a nuestros clientes todos los días, sintiéndome motivado en los días difíciles por la promesa de transformar vidas y comunidades gracias al acceso a recursos, herramientas y apoyo.

Desde entonces, me he sentido muy orgulloso del equipo de Ventures , ya que hemos trabajado juntos en la elaboración de un plan estratégico  liderado por la comunidad impulsado por un compromiso con la inclusión y la equidad . Nos hemos establecido como una Institución Financiera de Desarrollo Comunitario (CDFI por sus siglas en inglés) líder en el noroeste del Pacífico, brindando capacitación, asesoramiento, incubación , abogacía  y acceso a capital  para casi 1,000 personas cada año. También hemos atravesado por uno de los momentos más complicados en el mundo, al enfrentarnos a una pandemia mundial y un ajuste de cuentas a nivel nacional con una injusticia racial extensa.

Confío en que todo este trabajo haya forjado una base sólida para que Ventures continúe teniendo un gran impacto en la vida de nuestros clientes y sus comunidades.

He decidido dejar Ventures, mientras la organización está en este momento de fortaleza, porque es hora de que la organización tenga una nueva fase de crecimiento y quiero crear un espacio para que otros la dirijan. Esta transición se produce después de varios años de planificar la sucesión en estrecha colaboración con la Junta Directiva y los miembros de nuestro equipo de supervisión de personal. Contamos con una base financiera sólida, con una gran comunidad de donantes y socios, y con un plan de liderazgo provisional nombrando a nuestra directora asociada Laura Fletcher cono directora ejecutiva interina que apoyara al equipo y a la mesa directiva en crear el proceso para contratar a mi sucesor y para garantizar una transición sin problemas. Confío en el liderazgo y la visión del equipo que dejo atrás.

Siempre voy a atesorar el tiempo que pasé en Ventures y continuaré apoyando a la organización de una manera diferente en los años venideros. Espero con ansias ver todo lo que hará la organización, pero ahora desde una perspectiva nueva, como donante y defensor de la comunidad. Y también estaré disponible para apoyar al equipo como asesor durante la transición según sea necesario.

Por ahora, me tomaré un momento para reflexionar, escribir, viajar por el mundo y pasar tiempo con mi esposo y mi familia en México y regresaré para mi próxima aventura en el 2023. Estén pendiente y comuníquense conmigo a través de mi perfil en LinkedIn porque ahí es donde anunciaré mi nueva aventura.

Les agradezco a todos por el apoyo y dedicación que han brindado a nuestra misión a través de los años, mi corazón está lleno y estaré eternamente agradecido por la oportunidad que se me brindó de ser su líder.

De corazón,

Beto Yarce