Nuestro Camino: Celebrando El décimo Aniversario del programa Latino
Beto Yarce

September 13, 2018

En 2003, cuando decidí emigrar de México a Seattle mi primer trabajo fue como garrotero en el restaurante Galerías de Capitol Hill. Decidí comenzar mi negocio unas semanas después que llegue a este país, vendiendo joyería en el mercado cultural “Fremont Sunday Market” con una inversión inicial de $250 dólares.

Durante los primeros tres años tuve un trabajo de tiempo completo para cubrir mis gastos personales, y todo el dinero que generaba el negocio lo reinvertía, fue así que puede abrir y ahorrar suficiente dinero para abrir mi primera tienda en el famoso mercado público de Seattle El Pike Place Market ” en el año 2004 con la ayuda de muchos amigos y la comunidad de Seattle que apoyaba mi negocio comprando mi joyería. Tuve mi negocio por 13 años en donde lo expandí en el área de menudeo, y mayoreo.

En 2007 al tener tres años con mi negocio, comencé como voluntario para Casa Latina, compartiendo mi experiencia como empresario inmigrante indocumentado con miembros de esta organización que deseaban emprender sus propios negocios. En 2008 Washington CASH contacto a Casa en la búsqueda de contratar a una persona que estuviera interesad@ en crear el programa Latino, ofreciendo consultoría y apoyo a otros emprendedores.

Aún recuerdo la primera vez que vine al edificio de las oficinas de Ventures para la entrevista con la directora ejecutiva Cheryl Sesnon and CC Leonard, dos grandes mujeres que se convertirían en mis mentoras en el mundo de las organizaciones sin fines de lucro. En esos tiempos no entendía el concepto de las organizaciones sin fines de lucro porque yo estaba más familiarizado con el modelo de “caridad” en México. La entrevista fue fácil con muy buenas preguntas— Prácticamente ellas estaban buscando alguien que tuviera experiencia en comenzar negocios, que hablara español y entendiera las necesidades de la comunidad Latina. Me dieron el trabajo y fue así que comenzó el programa Latino para Ventures.

El primer presupuesto que tuve para comenzar el programa fue de $10,000 de una organización llamada BURST, pero los fondos eran de “Northwest Area Foundation”. La primera clase de negocios para 18 emprendedores la implementamos mi amigo John Derroco y yo en marzo del 2008 en “White Center”. Durante el primer año desarrolle un programa que fuera adecuado a la cultura de la comunidad latina además de crear conexiones, alianzas y generar una reputación positiva del trabajo que hace Ventures en nuestra comunidad.

En 2010 tuvimos la oportunidad de obtener más fondos gracias a la generosidad de “Northwest Area Foundation para expandir el programa Latino y ofrecer más servicios en español en donde los emprendedores tuvieran acceso a asistencia técnica, consejería, incubación, acceso a capital y apoyo continuo en sus negocios. Me siento orgulloso de ser el fundador del programa Latino que ha podido apoyar a más de 1000 emprendedores Latinos en los últimos 10 años y muchos de ellos han podido salir de la pobreza generacional y ser financieramente autosuficientes.

No hubiéramos podido desarrollar y crear este programa sin el apoyo de nuestros socios, el equipo de Ventures, voluntarios, donadores, fundaciones, la mesa directiva, pero sobre todo y lo más importante el empeño de todos los emprendedores que apoyamos. Ellos son los que hacen todo el trabajo y nosotros solamente estamos para apoyarles, aconsejarles y ser sus mentores.

En 2018 el 30% de nuestros emprendedores son Latinos y somos el único programa de estado de Washington que ofrece todos los servicios en español. También me da mucho orgullo que el 70% del equipo de Ventures habla español y que apoyan a esta comunidad con dedicación y esmero.

Muchas gracias a todas las personas que han apoyado este programa desde el primer día. Seguiremos apoyando a esta comunidad y a otras comunidades desatendidas y de minorías.

Beto Yarce
Director Ejecutivo